El Gobierno no habla sobre Couso