El Gobierno afgano inicia una investigación de las protestas contra la quema del Corán