El Gobierno se limita a remitir a la investigación judicial el enfrentamiento entre González y los comisarios