El Gobierno, bajo el manto del 155, continúa al mando de Cataluña