El Gobierno vasco percibe "una lucha entre la izquierda abertzale y ETA"