El Gobierno catalán ve los presupuestos "bien orientados" pero evita concretar cuando se aprobarán