El Gobierno se propone acabar con algunas autopistas de peaje