El Gobierno no puso reparos a los vuelos de la CIA por territorio español