El Gobierno tampoco valora la situación de Ignacio González y se remite a sus explicaciones