Gobierno y agentes sociales escenifican el pacto sin los partidos políticos