El Gobierno se niega a someterse al control del Congreso mientras esté en funciones