El Gobierno pide el cese total de la violencia y no cambiará su política contra ETA