Gómez y Jiménez se ven avalados por las bases y Asunción denuncia un "pucherazo"