El Govern balear se personará como acusación popular en las causas que se abran