Granados abandona el Gobierno de Aguirre