Greenpeace reta a los políticos a que luchen contra el descontento social y la crisis con medidas medioambientales