Griñán remodela el Gobierno andaluz