La Guardia Civil responsabiliza a los líderes independentistas de 315 actos violentos