La Guardia Civil también lucha contra el fuego