Guerra de partidos por abanderar el feminismo, a un día del 8M