Guillermo y Catalina se dan un baño de multitudes en una boda marcada por el patriotismo