Iglesias, sobre las primarias