La Generalitat rechaza la idea del gobierno de españolizar la educación en Cataluña