Preocupación en el gobierno y el PSOE por la imputación de la infanta