Urdangarin mostró nerviosismo durante su declaración