El abogado de la infanta no descarta que finalmente no responda a Manos Limpias