Inversores celebran la fianza de 800 millones a Bankia y a su antigua cúpula porque "protege" a accionistas sin recursos