Jordi Turull, el plan “C” del independentismo, en el aire