"Corríamos el riesgo de que mi generación se convirtiera en un tapón para la siguiente"