La reunión de Juan Carlos I y Mohamed VI potencia las relaciones bilaterales