La Junta de Andalucía aprueba la primera ley en España sobre la muerte digna