La Justicia argentina inicia el juicio contra un sanguinario represor de la dictadura