El príncipe Laurent, excluido de las actividades oficiales de la Casa Real de Bélgica