Justicia cambiará la ley del aborto aunque mantendrá su espíritu fundamental