Lula deja el poder con el "deber cumplido" y seguro de que Rousseff "será mejor"