Carmena aboga por gobernar "escuchando" con datos y cifras que ayuden al debate