Margallo califica de "puro ilusionismo" y "vía sin salida" la independencia de Cataluña