Margallo pospuso la presentación formal de la marca España porque no era el momento adecuado