Maria Victoria Álvarez, la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola, convencida de que le espían