Rajoy y Rubalcaba contraponen su visión de la recuperación económica