Rajoy no renunciará a ser presidente ni cederá su puesto como candidato del PP