Marín marca las "líneas rojas" de C's: "Que nadie nos llame para pactar si antes no limpian su casa de corruptos"