Marjaliza reconoce que quemó papeles de la Púnica en un día de niebla