Marruecos afirma que Babi Hamadi, fallecido en El Aaiún, era marroquí y fue enterrado con permiso