Mas y Mascarell constatan que Cataluña "necesita un Estado" que la defienda