Matas defiende la legalidad de la contratación de su mujer