Matas reconoce que pidió un trabajo para su mujer a cambio de una prebenda