Interior no ve peligro en las cuchillas de la valla de Melilla