La Generalitat acusa de chivatazo a Interior en una operación antiyihadista