Miquel Roca afirma que la crisis provoca que la seguridad jurídica se resienta